Los Gunas

Según el Yoga y el Ayurveda, la Naturaleza tiene tres cualidades primarias, ellas son las fuerzas principales de La Inteligencia Cósmica que determinan nuestro crecimiento espiritual. En Sánscrito son llamadas Gunas que significa “Lo que Ata”. La Palabra Guna se traduce también como cualidad, atributo o modo. Sostienen los filósofos hindúes que la Materia o Sustancia tienen tres cualidades o atributos fundamentales, que son Sattva, Rajas y Tamas.

1)    Sattva – Inteligencia, imparte balance

2)    Rajas – Energía, causa desequilibrio

3)    Tamas – Sustancia, crea inercia

Según la filosofía yóguica tradicional y como lo enseñan los maestros Swami Sivananda y Swami VishnuDevananda todo el universo responde a estas tres cualidades básicas o gunas.

Son las tres cualidades básicas de todas las cosas que existen en el universo. Todas las cosas y seres del universo son una mezcla de las tres gunas, variando su predominancia según su magnitud de manifestación, según sus hábitos, etc.

Toda acción, emoción o pensamiento responde en el ser humano a estas tres cualidades. Predominando una de ellas.

Son las cualidades más sutiles de la Naturaleza, coexisten juntas en equilibrio. Son los poderes del alma que mantienen la materia, la vida y la mente asimismo el Karma y los deseos que nos impulsan nacimiento tras nacimiento. Son energías que actúan en nuestra mente superficial y en nuestra conciencia profunda. Unas no pueden existir sin las otras. Estas se hallan presentes en los distintos grados de la materia y lo sutil, incluyendo la mente y la energía del Universo. Estas cualidades se mueven en el nivel físico, emocional y mental, en todo el Universo de Maya (ilusión), pues abarcan todo lo existente.

SUS CICLOS

Al final del un ciclo, cuando el Universo regresa a un estado de no manifestación las gunas se equilibran, no se manifiestan y Maya existe por si sola. Nuevamente al comienzo de un ciclo, la Ley del Karma (acción y reacción) altera ese equilibrio y las Gunas nuevamente comienzan su manifestación y el Universo tangible comienza una vez más a manifestarse como tal.

Hay una historia que suele contarse entre los Yoguis para explicar mejor las Gunas:

Las tres Gunas son como tres ladrones que asaltan a un hombre en el bosque. TAMAS quiere matarle, RAYAS convence a Tamas para que simplemente le robe y lo deja atado. SATTVA aparece al cabo de un tiempo y desata al hombre, le guía por el bosque y le enseña el camino de vuelta a casa, después se marcha pues Sattva, al ser también un ladrón teme a que la policía le atrape”.

TAMAS desea destruir al hombre, RAYAS le ata al mundo y sus cosas materiales e ilusorias, robándole las espirituales y SATTVA le indica el camino hacia la libertad y liberación.

LA VERDAD ESTA POR ENCIMA DE LAS TRES GUNAS. Entre el cielo y la tierra no existe nada que este libre de las influencia de estos tres poderes de la Naturaleza. Comenzando por los planos más densos e inferiores hacia los planos más elevados y sutiles se puede afirmar lo siguiente:

  • En el nivel físico:

Sattva es armonía;

Rajas es actividad;

Tamas es inercia.

  • En el nivel mental:

Sattva es verdad;

Rajas es pasión;

Tamas es indiferencia.

Las tres Gunas están naturalmente en correspondencia con todas las trinidades del Universo.

LAS GUNAS:

SATTVA

Sattva es la cualidad de la inteligencia, la virtud y la bondad y crea armonía, balance y estabilidad. Es luz (no pesada) e iluminante por naturaleza. Posee un movimiento hacia adentro y hacia arriba y hace despertar al alma. Sattva otorga felicidad y alegría de una naturaleza duradera. Es el principio de la claridad, amplitud y paz, la fuerza de amor que une a todas las cosas juntas.

RAJAS

Rajas, es la cualidad de cambio, actividad y turbulencia. Introduce un desequilibrio que perturba el balance que se encuentra existente. Rajas es motivado en la acción, siempre buscando una meta o un final que da poder. Posee un movimiento hacia fuera y causa la acción del auto búsqueda que llega a la fragmentación y desintegración. En otros términos, Rajas es estimulante y otorga placeres que corresponden a su naturaleza desbalanceada y da rápidamente el resultado con dolor y sufrimiento. Es la fuerza de la pasión que causa penas y conflictos.

TAMAS

Tamas, es la cualidad de la somnolencia, oscuridad e inercia y es pesado, es lo que cubre u obstruye la acción. Funciona como la fuerza de gravedad que retrasa las cosas y las mantiene en formas específicas y limitadas. Posee un movimiento hacia abajo que causa decaimiento y desintegración. Tamas trae ignorancia y desilusión en la mente y provee insensibilidad, sueño y pérdida de viveza y percepción. Es el principio de materialidad e inconsciencia que ocasiona que la conciencia sea cubierta.

Correspondencias de las Tres Gunas:

Color:

1.- Sattva – Blanco, pureza y armonía.

2.- Rajas – Rojo, acción y pasión.

3.- Tamas – Negro, oscuridad y desilusión.

Tiempo:

1.- Sattva – Día, Claridad.

2.- Rajas – Salida y Puesta del Sol, Crepúsculo, transición.

3.- Tamas – Noche, oscuridad.

Energía:

1.- Sattva – Neutral o balanceado.

2.- Rajas – Positivo, pone las cosas en movimiento.

3.- Tamas – Negativo, retarda los movimientos.

Mundos:

1.- Sattva – El cielo o espacio, la región de paz.

2.- Rajas – La Atmósfera, la región de las tormentas.

3.- Tamas – La Tierra, el reino de la gravedad y la inercia.

Niveles del Cosmos:

1.- Sattva – Causal o ideal.

2.- Rajas – Sutil o astral, pura forma.

3.- Tamas – Burdo o físico.

Reino de Naturaleza:

1.- Sattva – Seres espirituales: dioses, diosas y sabios.

2.- Rajas – El reino humano.

3.- Tamas – Mineral, reino vegetal y animal.

Estados de Conciencia:

1.- Sattva – Despertar.

2.- Rajas – Sueño.

3.- Tamas – Sueño profundo.

LAS GUNAS EN EL HOMBRE:

Las gunas en el hombre se manifiestan como:

  •  SATTVA: Pureza y Sabiduría, cualquier cosa que se mueve hacia la Luz.
  • RAYAS: Actividad y Movimiento, el Cambio.
  • TAMAS: Inercia y pereza, lo que se mueve hacia la oscuridad.

En todos los hombres, hay una de las tres cualidades que predomina sobre las otras y que se refleja en lo que piensa y hace, pero a la vez, también esta presente un elemento de las otras dos.

Sattva ata al hombre a la felicidad, Rayas a la actividad y Tamas a la desilusión, solo samadhi (la iluminación) permite trascender por completo las tres Gunas.

Satva:

“Los alimentos que potencian la vida, la pureza, la fuerza, la salud, la alegría y el buen humor, que son sabrosos, suculentos y agradables, gustan a la gente sátvica”

Es la cualidad de la pureza, de la estabilidad de la naturaleza. En el ser humano se manifiesta como la pureza de conciencia, la salud, y las cualidades positivas de la mente. En cuanto a los alimentos, en el Yoga se prefieren esta clase, debido a que aportan al ser humano una tendencia hacia la pureza, paz mental y salud a su cuerpo. Desde el punto de vista energético estos alimentos limpian y purifican el sistema de nadis o tubos astrales del cuerpo sutil, permitiendo que la energía vital fluya libremente por todo el cuerpo astral. Es esencial la alimentación del tipo sáttvica para la práctica avanzada de cualquier tipo de Yoga, ya que el manejo del prana o energía vital así como de ciertas poderosas energías como Kundalini Shakti requiere que los nadis o tubos sutiles estén debidamente libre de impurezas.

Los alimentos puros que estimulan la vitalidad, la energía, el vigor, la salud y el regocijo, que son deliciosos, saludables, nutritivos y placenteros son sátvicos. Estos alimentos purifican y sosiegan la mente y generan ecuanimidad, serenidad y tranquilidad. Los alimentos sátvicos proporcionan energía, aumentan la fuerza y la resistencia y ayudan a eliminar el cansancio, incluso después de un trabajo agotador.

Los alimentos deben ser muy frescos y naturales, de preferencia cultivados de forma orgánica, sin modificaciones genéticas no conservantes o aromas artificiales. Han de tomarse del modo más natural posible: crudos, hervidos al vapor o ligeramente cocidos.

El practicante de yoga debe tender hacia esta cualidad en sus diferentes actividades de la vida. La meditación se posibilita por medio de la predominancia de sattva en la mente, esto es la paz mental, el equilibrio y la ecuanimidad.

La práctica del Yoga remueve las otras gunas de la mente y el cuerpo y favorece

Sattva Guna.

Los alimentos sátvicos incluyen:

Cereales, como maíz, trigo, arroz integral, avena, mijo y quinoa. Hay que incluir en la dieta alimentos de grano grueso, como avena y el pan integral: refuerzan los dientes y las mandíbulas y estimulan los procesos de digestión y evacuación. Los cereales proporcionan hidratos de carbono, que constituyen la principal fuente de energía del cuerpo, y contienen la mitad de los aminoácidos necesarios para la formación de proteínas.

Alimentos ricos en proteínas, como legumbres, nueces y semillas. Las proteínas son “el material de construcción” del cuerpo. La clave de una dieta vegetariana sana es una buena combinación de alimentos que incluyan todos los aminoácidos necesarios para la producción de proteínas.

Fruta , tanto fresca como seca, así como zumos de frutas. Los efectos curativos de los zumos frescos son asombrosos. Aportan minerales, fibra y vitaminas energéticas y revitalizantes. Contienen sustancias alcalinas que limpian la sangre.

Hierbas, para sazonar y en forma de infusiones.

Edulcorantes naturales, como la miel, la melaza, el jarabe de arce y el zumo concentrado de manzana. Son mucho más recomendables que el azúcar refinado. El azúcar blanco se debe evitar en una dieta sana.

Los productos lácteos, como la leche, la mantequilla, el queso y el yogur, que siempre han sido parte esencial de la dieta yóguica. Sin embargo, la industria lechera moderna maltrata a los animales y añade hormonas y antibióticos a la leche. Por eso, en las recetas sugerimos una alternativa vegetariana cuando es posible. Si, a pesar de todo, se quieren consumir productos lácteos, hay que hacerlo con moderación, ya que aumentan la producción de mucosidad y obstruyen el fluir natural de la respiración.

Rajas:

“Las comidas amargas, agrías, saladas y demasiado picantes, secas o calientes son del agrado de las personas rajásicas y producen dolor, sufrimiento y enfermedad.”

Es la cualidad del movimiento, del cambio en la naturaleza. En el ser humano es la que produce la pasión (en sus distintas formas) y la tendencia a la actividad.

La dieta yóguica evita los alimentos rajásicos porque excitan el cuerpo y la mente. Incitan a pasiones y actuaciones turbulentas, producen tensión física y mental, agitan los ánimos y destruyen el equilibrio entre mente y cuerpo, que es imprescindible para aclarar la felicidad.

Los alimentos rajásicos son los alimentos muy picantes, amargos o salados, entre ellos encontramos: las especias picantes, el café, el té y la sal.

La personalidad rajásica tiende siempre a una constante actividad incesante, hiperactividad y estados emocionales perturbados. Gran euforia y depresión son los polos entre los que oscila. La tendencia hacia las pasiones fuertes e incontrolables es también una característica de este tipo de personalidad. La mente se encuentra inquieta e incontrolable, hay una tendencia a actuar. Desde luego, la meditación y la práctica de Yoga le resulta imposible, se vuelve inquieto y ansioso.

Alimentos Rajasicos:

La cebolla, el ajo, el rábano, el té, el café y los excitantes de toda índole integran esta categoría, así como las comidas muy condimentadas y saladas, los platos preparados plagados de productos químicos y los tentempiés. Si la comida sátvica se consume de prisa y corriendo, se vuelve rajásica. El azúcar refinado (blanco), los refrescos, las mostazas tratadas, las especias fuertes y los alimentos demasiado picantes, amargos, agrios o salados son rajásicos y es mejor evitarlos.

Condimentos:

Las especias y los condimentos fuertes sobreexcitan la mente e irritan la membrana mucosa del intestino. Los alimentos rajásicos fomentan la lujuria, la ira, la codicia, el egoísmo y la violencia, que son barreras que separan a una persona de otra y a todas de la comprensión de lo divino. Rajas es la energía que genera discordia en la vida y guerras en el mundo.

Tamas:

Los alimentos tamásicos hacen a las personas torpes y perezosas, y las despojan de ideales, propósitos y motivaciones. Además, acentúan la tendencia al aislamiento crónico y a la depresión, y llenan la mente de tinieblas, rabia y pensamientos impuros. La renuncia a las comidas tamásicas debe ser uno de los primeros cambios que hagas en tu vida.

Es la cualidad de la inercia, la oscuridad y destrucción en la naturaleza. En el ser humano se manifiesta como un estado de pesadez y embotamiento, corporal, emocional y mental. La tendencia a la inercia, el desgano y a la oscuridad es la característica de este tipo de personalidades.

De las tres gunas esta es la guna más densa a nivel energético, y la primera que es necesaria ir disminuyendo para el trabajo en Yoga.

Alimentos Tamásicos:

La carne, el pescado, las bebidas alcohólicas, la marihuana y el opio son tamásicos. El consumo de carne y el alcoholismo están estrechamente relacionados. La necesidad de alcohol desaparece cuando se elimina la carne de la dieta.

Los alimentos tamásicos incluyen la comida rancia y podrida, así como la fruta demasiado madura o demasiado verde. También abarcan la comida fermentada, quemada, frita, asada a la parrilla o recalentada muchas veces, los platos medio guisados, demasiado guisados o recocidos, así como los productos caducados o los que contienen conservantes, por ejemplo las comidas enlatadas, tratadas y precocinadas.

Las setas están incluidas en esta categoría porque necesitan la oscuridad para crecer. También el vinagre, por ser el resultado de la fermentación y dificultar la digestión.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *